REPLAY IT!
ELITES&STATS
LINKS ÚTILES

Bienvenido a REPLAY. Este es un foro de rol interpretativo de ambientación sobre natural. Aquí las historias de tus fandoms favoritos coexisten entre sí sin saberlo, o quizás sí, y es entonces cuando todos esos mundos se combinan.

¿Sabías que...?
ENLACES ÚTILES


Últimos temas
» Duda (???)
Dom Oct 26, 2014 1:34 pm por Barbra S. Marsden

» Party Hard
Mar Jun 11, 2013 4:34 pm por Merlin Emrys

» Datos&Reglas.
Vie Sep 28, 2012 4:39 pm por Invitado

» Confesionario
Mar Sep 25, 2012 2:07 am por Nicolas Flamel

» Registro de PB.
Miér Sep 05, 2012 1:17 am por Barbra S. Marsden

» Daenerys Targaryen
Miér Sep 05, 2012 1:13 am por Barbra S. Marsden

» Personajes & fandoms ocupados.
Miér Ago 29, 2012 5:18 am por Daenerys Targaryen

» Han vuelto el sabor, la ira y la destrucción.
Lun Ago 27, 2012 4:49 am por Kerian Schwann

» Stayin' Alive · Sookie
Miér Ago 08, 2012 12:58 pm por Sookie Stackhouse


Ficha de Barbra Sophie Marsden

Ir abajo

Ficha de Barbra Sophie Marsden

Mensaje por Barbra S. Marsden el Lun Jun 25, 2012 1:10 am

Humana
Barbra Sophie Marsden
22 años
Estudiante de historia
Femenino
11 de Noviembre, 1989
Barb, Bambi, Bam-Bám, Streisand
Heteroflexible
Historia:
Podría decirse que el nacimiento de un hijo siempre es una bendición, y en este caso, la pequeña Bambi —apodo que se ganó gracias a sus grandes ojos y su dulzura— fue mucho más que eso. Llegó para ser aquella que terminase de llenar el hueco que había en el pecho de Marcus, su padre. La vida antes no le había tratado lo bien que él hubiese deseado, puesto que tuvo que presenciar el matrimonio de la mujer de su corazón con otro hombre, y después fue usado de pañuelo para que, luego de la tormenta, él volviese a caer en el olvido. Además, era padre y se le negaba su hija. Pero era un hombre fuerte, no iba a dejarse derrumbar ni tampoco dejaría de amar a Jolene, ni a la pequeña que había engendrado, aunque ni la conociera. Lo que hizo fue, en efecto, rearmar su vida.

Conocer a Niamh —una joven de ascendencia Irlandesa, cuya familia se asentó en los Estados Unidos hace unas cuantas generaciones— significó un respiro para él, porque encontró consuelo en sus brazos, una vaga esperanza de que las cosas podrían ser para él como lo eran para el resto de la gente, pero Jolene nunca abandonó sus pensamientos. Niamh lo sabía, y lo que es más sorprendente: lo aceptaba, y hacía de todo por hacer más llevadera la vida de su esposo, pues le amaba, y sabía que él podía ser un hombre muy especial. Ella era, sin duda, la mujer perfecta… para cualquiera menos para Marcus. Con la llegada de Bambi la pequeña familia se instaló en un periodo lleno de cariño, luz y alegrías. Así, nuestra joven creció a imagen de su madre, rodeada de amor y felicidad, siempre segura y contenta. A sus ojos, tenía a la familia perfecta, sí señor, y entonces ella no podía ser menos, de modo que terminó convirtiéndose en la chica dedicada a complacer al resto y preocupada por sus deberes. Como es habilidosa e inteligente, aprendió de todo de lo que tuvo a la mano, y lo sigue haciendo. Tiene sus propios “estándares” del comportamiento que se considera adecuado, y les sigue al pie de la letra, un pie detrás del otro, segura como ninguna. Es bastante difícil hacerla cambiar de opinión.

Fue así durante quince largos y exquisitos años, en los que finalmente, cedió la relación entre sus padres, y Bambi se dio cuenta de que la vida no era tan perfecta como se la habían pintado. Marcus quería a su esposa, claro que sí, pues era una mujer ejemplar, si no, cómo podría haber criado a una niña tan maravillosa, cómo habría podido cargar con él y protegerle con su cariño durante tantos años. Por la misma razón, él creía que se merecía mucho más que un medio hombre, uno que no podía dejar atrás su pasado para vivir de lleno el precioso futuro que tenía en frente, uno que no podía darle todo lo que ella necesitaba. Tenía que dejarla libre, pues conservar a Niahm sin amarla como él amaba a Jolene era como arrancar una preciosa flor silvestre del bosque y esperar que se mantuviese radiante aún sin su sustento. Así que se divorciaron, y dejaron con Niamh la custodia de Bambi. El corazón de su madre estaba poco menos que roto, y su hija se había decidido a cuidar de ella hasta que volviese a estar bien; aunque Niamh nunca mostrase debilidad alguna. Al menos, las cosas entre ella, su hija y Marcus terminaron en buen plan, puesto que él seguía viéndose con la niña —ahora una guapa jovencita— y se preocupaba también por mantener protegida a su ex esposa, aunque no es posible decir lo mismo de la relación entre las familias de los padres de Bambi. Todo aquel lío significó más que nunca presión sobre los hombros de nuestra chica, porque todos parecían infelices y disgustados, y ella, fiel al ejemplo de su madre, se mostraba serena, aparentemente feliz, y completamente decidida a arreglar las cosas, a componer de nuevo una sonrisa en los rostros de sus seres queridos.

Personalidad:
Encanto, perfección, eso es.

Bambi es la chica que logra ganarse prácticamente a casi todo el mundo; y es realmente difícil que alguien pueda referirse a ella con una mala palabra, a menos que sea desde la envidia. Dulce, hogareña, hacendosa, hábil, responsable y esforzada, es sin duda el corazón de la vida que la rodea. Una buena chica, eso es lo que es; nada más ni nada menos.

Un poco tímida, ciertamente, pero alegre, sincera y siempre con su preocupación en los demás antes que en ella misma. Trata de protegerles lo más que puede, de hacerles sentir bien, de evitarles los malos tragos, de facilitarles las cosas. Conoce lo que son los disgustos y le parece una tontería ir regalándolos a diestra y siniestra. Además, es tanta su natural felicidad interior que sólo intenta compartirla con el resto del mundo; lo único que sabe hacer es dar, y por alguna razón, es capaz de ver lo bueno en cada persona, en cada acción. Siempre piensa lo mejor, de todo, y esa simpleza no significa que sea ciega, o idiota, ni insensata: evalúa muy bien sus acciones antes de decidirse a hacer algo. De hecho, es cautelosa, astuta y sutil, con lo suele amañárselas para quedarse con la razón, para acomodar las cosas de la manera en que a ella le gustan; de la misma manera en que logra estar ahí en el momento en que se la necesite, para lo que sea. Cumple todas sus promesas, y valora el honor en las personas como la principal de las virtudes. No puedes confiar en alguien que no cumple sus promesas, ni en alguien que no es consecuente con lo que dice y lo que hace, o lo que piensa y lo que dice.

Bastante equilibrada y madura para su edad, Bambi juzga con cuidado, y se esfuerza por hallar cada vez la mejor manera de proceder antes de hacerlo. Con las personas es un poco más difícil, más severa al clasificarlas, porque no es que vaya por ahí confiando en todo el mundo; sabe que no todo es color de rosas y es bastante recelosa con el círculo que traza a su alrededor. Lo último que quiere es dañar a alguien —y menos a un ser querido— por culpa de una elección impetuosa, o equivocada; su intenso sentido de lo que está a su alrededor, de lo correcto, la imposibilita de actuar sin considerar a los demás y las consecuencias. Por otro lado, en su cabeza está muy claro que de todas las cosas hay una lección por aprender, y que cualquier cosa que ocurra en el camino es, a la larga, lo mejor; pues no por nada Dios y el destino las colocan ahí. Por lo mismo, trata de ser optimista, de dar lo mejor de si, y enfrentar cada pequeño obstáculo como un desafío por superar, algo que la hará ser mejor como persona después. Tiene infinita paciencia, y difícilmente desespera.

Con todo, sigue viviendo en un mundo de fantasía, creyendo que todavía existen en cada persona los sentimientos nobles que tienen los héroes y las princesas de los cuentos, y tiene la seguridad de que alguna vez le tocará vivir su propia aventura. Los villanos tampoco deja de tenerlos en cuenta. Quizás por eso es que está un poco chapada a la antigua, tratando de conservar siempre los buenos modales, creyendo ser una princesita y encontrándose incapaz de responder con una negativa a lo que le soliciten —siempre y cuando aquello no transgreda sus principios; si es así, se mostrará firme e intransigente. De todas formas, se esfuerza por enseñarse indiferente, lejana, y deja que su fuerza de voluntad y decisión sea palpable en todo lo que hace. Le enferman las injusticias y las traiciones, en esos momentos es en los que llega a desplegar toda su fortaleza, mostrándose ingeniosa y desafiante. El resto del tiempo se mantiene en silencio, dócil, resignada a lo que le toca. Pero nunca ha buscado algo más, porque está sinceramente feliz y satisfecha, decidida a cumplir con todo de la mejor manera posible. No es que esté completamente consumida por el deseo de agradar, más que eso, es que no le gusta mostrarse débil, inepta o peor, sentirse inútil, pero tampoco es que le guste destacar o llamar la atención. Así que no es que busque que la halaguen, es más, tales palabras la incomodan y le cuesta responder. Simplemente, lo que quiere, es que el resto pueda estar cómodo a su alrededor, desplegando así una red de cariño y protección que deberían mantenerla segura, tranquila.


avatar
Barbra S. Marsden

█ Mensajes : 226
█ Puntos : 191

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Barbra Sophie Marsden

Mensaje por Kerian Schwann el Lun Jun 25, 2012 1:21 am


PERSONAJE ACEPTADO


_________________


avatar
Kerian Schwann
burning the altar

█ Mensajes : 401
█ Puntos : 298
█ Cumpleaños : 17/07/1993
█ Edad : 24
█ Localización : London
█ Sexo : Masculino

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.